NaNoWriMo: 5 excusas por las que no participaré este año

Posted by in Creación

Lo siento. Comienzo este post pidiéndome perdón a mí misma. Primero, por haberme creado ilusiones durante casi dos meses, por esperar con ansias este momento y por echarme atrás a última hora. Segundo, por lamentarme. A pesar de que solo he participado en dos ocasiones, el NaNoWriMo se ha convertido en un imprescindible: me permite liberarme de las ataduras que yo misma me establezco, escribo sin mirar atrás y tan solo me concentro en la cifra (y en que la historia se sostenga, aunque solo sea un poquito). Este año no va a poder ser, pero no dejo de pensar en la sensación que me produce el reto, el esfuerzo y la recompensa al final del proyecto.

5 razones/excusas por las que este año me pierdo el NaNoWriMo

1. No he tenido una buena idea que desarrollar en los meses previos al National Novel Writing Month. Qué le vamos a hacer, pero a veces la inspiración no llega, mucho menos cuando no quedan huecos libres en mi cabeza.

2. No he tenido tiempo de planificar. Con uno o dos conflictos puede diseñarse una buena historia, pero esta vez me ha sido imposible centrarme, pararme a ordenar las ideas (más bien, los atisbos de ideas) y comenzar lo que podría ser un buen borrador.

3. No he organizado mi calendario. Mirando hacia adelante, soy consciente de que noviembre se avecina bastante complicado para mí en cuanto a lo profesional. No puedo permitirme complicármelo un poco más, pese a que la recompensa de ver el número 50.000 en el contador de palabras sea de lo más gratificante.

4. No puedo perder más horas de sueño. Este verano conseguí la Mi Band de Xiaomi y me sorprende lo poco que puedo llegar a dormir y lo mucho que me cunden los días. Si, además de todo, tuviera que escribir más de 1.600 palabras diarias, no creo que llegara viva a fin de mes.

5. No tengo claras mis prioridades. Al contrario que me ocurrió en los dos años anteriores, en esta ocasión no estoy segura de si el NaNoWriMo debe ir por delante de todo lo demás, sobre todo, de mi trabajo actual. Sé que un borrador puede ser una inversión a largo plazo, pero ahora tampoco puedo pensar a largo plazo, sino que debo hacerlo al día. Quizá este sea el punto que más me apena.

Hazlo por mí

A pesar de que solo he participado en dos ocasiones, tengo clavada la espinita por no poder hacerlo este año. Sigo de cerca a los wrimos de España, quienes cada año organizan quedadas en Zaragoza y se animan mutuamente a través de las redes sociales. En esta ocasión, no puedo unirme a ellos en la lucha hacia las 50k, pero no perderé la pista de quienes hayan decidido escribir el primer borrador de algo que, seguro, será mucho más que el principio de algo. Personalmente, el NaNoWriMo ha provocado en mí la sensación de motivación por la escritura que quizá ahora me falta, por lo que me encuentro en una de las mayores contradicciones que se me han planteado nunca: no escribo porque no escribo y, si escribiera, escribiría.

Por ello, os animo a hacerlo: apuntaos al reto. Todavía estáis a tiempo.