Vivir de la Tele

Creación, guión y mucha tele

Menú Cerrar

NaNoWriMo: semana 2

No sé si a vosotros os ocurrirá lo mismo, pero yo comienzo a comprobar las consecuencias de escribir a cascoporro durante dos semanas: cada vez me cuesta más trabajo sentarme en el escritorio (o, como lo estoy haciendo últimamente, en la cama y acompañada de un café) y ponerme a teclear como una loca. El año pasado me ocurrió lo mismo: tuve un parón a mediados de noviembre, bajé el ritmo de producción e, incluso, llegué a desilusionarme un poco con la historia. Sin embargo, quiero creer que este año no estoy cometiendo los errores del anterior y que equivocarme me sirvió para que en esta ocasión me resultara todo más sencillo.

Los errores más comunes durante el NaNoWriMo

A pesar de que llevo un retraso de, más o menos, 5.000 palabras, no me cabe ninguna duda de que lo voy a conseguir. Aunque el NaNoWriMo sea un reto de “cantidades”, estoy muy tranquila. El año pasado viví en una montaña rusa durante el mes de noviembre y en esta ocasión no voy a dejarme llevar ni por las emociones ni por las metas a corto plazo. Tan solo tengo un objetivo: llegar al 30 de noviembre con 50.000 palabras escritas y no me importa escribir un día tan solo 100 y otro pegarme un palizón de 5.000. Durante el NaNoWriMo anterior aprendí muchísimo gracias a haberme equivocado. ¿Y cuáles fueron mis mayores errores?:

  • Mirar atrás: una de las primeras normas que me impongo cuando estoy delante del ordenador es la de no revisar lo que he escrito antes. No importa cuanta mierda escribas (durante en NaNoWriMo se escribe mucha, muchísima), lo único que nos interesa en el mes de noviembre es escribir, simplemente, mucho. Cuanto más escribamos (mejor o peor), más material tendremos para la posterior revisión. Tan solo escribe, escribe, escribe y, sobre todo, disfruta.
  • Arrepentirse a medio camino: abandonar no es una opción posible. A día 15 de noviembre y tras 25.000 palabras a nuestras espaldas, ¿vamos a desechar todo el trabajo que hemos realizado hasta ahora? Hemos invertido mucho tiempo durante estos días (y durante la planificación, aunque no los contabilicemos), ¿estás seguro de que quieres tirarlo todo por la borda? ¡No vale la pena!
  • No haber planificado lo suficiente: aunque ya es demasiado tarde para lamentarnos por lo que no hicimos hace algunas semanas, la falta de planificación empieza a notarse tras el hype de los primeros días. Cuando se nos ha pasado el subidón del comienzo y escribir comienza a ser algo rutinario, comenzamos a encontrar agujeros como precipicios a los que nos da miedo asomarnos. ¿Por qué no caminar por el borde en vez de mirar hacia abajo? Surca las lagunas que encuentres a lo largo de tu borrador y, si te bloqueas en un punto, ¡pasa a otro! Ya habrá tiempo para pensar cómo remendar los errores.

Y, a pesar de todo, ¡gané!

¡Vienen novedades!

Así como durante este mes de noviembre no paro de escribir, tampoco paro de trabajar (en todos los sentidos). En diciembre ‘Vivir de la Tele’ cumple un año y estoy preparando el mejor de los regalos. Todavía no puedo adelantar casi nada, tan solo puedo deciros que el blog quedará irreconocible (¡para bien!). Muchísimas gracias a todos los que leéis y comentáis como os está yendo el mes de noviembre. ¡Somos muchos participando en este reto! Charlamos en Twitter con el hashtag #tuhistoriaimporta, en la web oficial de NaNoWriMo y en el Tumblr de Wrimo España.

© 2017 Vivir de la Tele. Todos los derechos reservados.

Tema de Anders Norén.